Rimmel contra la experimentación con animales

Experimentación con Animales

Coty Inc. es un líder en la industria mundial de la belleza. Hemos desarrollado una cartera de marcas destacadas y ofrecemos productos innovadores de excelente calidad, por lo que nos comprometemos a mantener los más altos estándares de seguridad para el consumidor. Antes de colocar un producto en el mercado, lo evaluamos a fondo para garantizar que sea seguro para el uso humano y para el medio ambiente y que cumpla con todas las leyes, normas y reglamentaciones vigentes. Nuestra evaluación de la seguridad de los ingredientes cosméticos se basa en el uso de alternativas reconocidas a las pruebas con animales, el uso de datos de seguridad existentes y, cada vez más, el intercambio de dichos datos con otras industrias.

No llevamos a cabo, ni se han encargado a terceros en nuestro nombre para realizar pruebas de nuestros productos o ingredientes en animales. COTY dejó voluntariamente de probar productos cosméticos terminados en animales en 1991, mucho antes de la prohibición oficial europea de dichas pruebas en 2004, y hemos participado activamente en la investigación y el desarrollo de alternativas a las pruebas con animales durante muchos años. COTY es parte de SEURAT-1, la mayor iniciativa de asociación privada-pública destinada a desarrollar alternativas a los ensayos con animales de productos cosméticos, con una contribución total de 50 millones de euros financiados en igual medida por la Comisión Europea y la industria cosmética, que gestionó proporcionar un terreno suficiente para establecer la estrategia y la colaboración estratégica que será esencial para el desarrollo de otros métodos alternativos, por ejemplo para la toxicidad sistémica.

Es de conocimiento común que China es actualmente el único país que exige pruebas obligatorias con animales en todos los productos cosméticos importados en el país. Sin embargo, hemos participado activamente en el diálogo con las autoridades y reguladores chinos, incluso a través de nuestra afiliación en la Asociación China de Sabor de Fragancias e Industrias Cosméticas (CAFFCI). Como resultado, China ha comenzado recientemente a investigar formas de reemplazar las pruebas en animales y ha buscado la ayuda de científicos europeos.

El objetivo común de todos estos esfuerzos es reemplazar por completo las pruebas con animales.