4 razones para adoptar el contouring

No puedes ignorar la locura actual por el contouring: todo el mundo lo practica, desde la chica del autobús a la estrella de la pasarela. Y tanto si tienes maña con las brochas o eres novata en el esculpido, te facilitamos todos los consejos y trucos a prueba de fallos que necesitas para conseguir un look perfecto.

1. Un look de suave bronceado

Con el contouring no solo conseguirás que tus rasgos destaquen. Con los tonos de esculpido adecuados, la combinación de tonos cálidos e iluminadores de “foco suave” permite además que tu piel adquiera un aspecto de suave bronceado.

Para conseguir este look, utiliza una brocha grande y esponjosa para aplicar de una pasada los polvos de esculpido desde la paleta a las zonas en que el sol incidiría de forma natural. Aplica el color debajo de los pómulos, a lo largo de la línea del cabello y en el puente de la nariz para conseguir una luminosidad tostada que ayuda a definir los rasgos naturales.

2. Acompaña cualquier look de belleza

4 reasons to embrace contouring

Da igual si te decides por un pintalabios rojo intenso o una pasada de delineador azul eléctrico. El contouring aporta un acabado a la piel, añade calidez y realza todas tus tendencias de maquillaje preferidas.

Para conseguir un look veraniego sin esfuerzo, añade a tus rasgos esculpidos una aplicación de Colour Precise Eyeliner in Blue a lo largo de la línea de pestañas superiores. Prepárate para sorprenderte con la acción del pigmento.

3. No dejan de evolucionar

4 reasons to embrace contouring

Strobing, tan-touring, non-touring… son interminables las tendencias de esculpido que se pueden probar. Y porque no dejan de evolucionar, existe un estilo para cada look de maquillaje.

También significa que tienes a tu disposición maneras más rápidas de conseguir que tus rasgos destaquen. Strobing es la técnica adecuada si realmente no tienes tiempo, ya que únicamente son necesarios unos toques de iluminador (prueba Good to Glow Highlighter para conseguir el look. 

4. Es mucho más sencillo de lo que parece

4 reasons to embrace contouring

Prácticamente puedes pintar por números con una Face Chart como la que se muestra. Basta con que dispongas de un kit de esculpido (nos encanta la Kate Sculpting Palette) y utilices el mapa anterior como guía.

Zonas más oscuras: Aplica los polvos de esculpido más oscuros en estas zonas para sombrear los contornos. 

Zonas rosadas: En estas zonas se aplica el colorete rosado de la paleta. Para conseguir un rubor saludable utiliza una brocha esponjosa.

Zonas más claras: Son las zonas del iluminador. Aplicándolo en los puntos altos del rostro (como debajo de las cejas y la parte superior de los pómulos), se consigue resaltar estos rasgos.

Una vez convencida de las ventajas del contouring, descubre lo que se necesita para convertirse en una adicta del esculpido.