5 signos de que eres adicta a los esmaltes de uñas

Ah, los esmaltes de uñas. Es una obsesión, aunque no estés dispuesta a admitirlo. Por eso hemos reunido cinco signos que indican que podrías ser adicta a pintarte las uñas. Recuerda: admitirlo es el primer paso.   

1. No sabes cuántos esmaltes de uñas tienes

Aunque algunas personas puedan pensar que más de 20 esmaltes son demasiados, a ti te parece que es tu vestuario para las uñas. Con tantos tonos para elegir, nunca te cuesta que tus uñas vayan a juego con tu look.

El único problema es que pronto necesitarás una habitación más para guardarlos. 

2. Llevas esmaltes de uñas a todas partes

5 signs you're addicted to nail polish

Igual que tu smartphone, el bolso y las llaves, un frasco (¡o dos!) de tu esmalte preferido es esencial y siempre tiene que estar cerca.

3. Combinas la ropa con las uñas 

5 signs you're addicted to nail polish

En las pasarelas lo hacen, así que ha llegado el momento de trasladar las tendencias al mundo real y combinar tu manicura con tu ropa para actualizar tu estilo al instante. Ya sea un bloque de color, contraste o combinar los zapatos con las uñas, te sentirás arreglada con muy poco esfuerzo.                                                     

4. Señalas en el calendario tu próxima manicura casera

5 signs you're addicted to nail polish

Nada de visitas al salón de belleza: tienes las herramientas y la pericia que hacen de darle dinero a alguien para que te haga la manicura un desperdicio imperdonable. En vez de eso, le dedicas el tiempo que se merece a tu sesión semanal de manicura en casa.

5. Una manicura descascarillada te estropea el día

Vale, igual no todo el día, pero sí una buena parte. Da igual que nadie más se dé cuenta, porque tú te has dado cuenta, y te va a estar molestando hasta que llegues a casa.

Por suerte, un esmalte de uñas con acabado en gel, como el de Rimmel London Super Gel y Kate 15 Super Gel son la respuesta duradera y casera a las caras manicuras en gel. Consigue el look rápido... y espera a que te pregunten quién te ha hecho tan bien las uñas.